¿Debo elegir un imán de neodimio o un imán de ferrita?

Si lo que necesitas es un imán económico, para usar en exteriores y que resista temperaturas extremas (hasta 250 grados), deberás elegir imanes ferrita. Si lo que necesitas, en cambio, es una gran fuerza de sujeción en un imán pequeño para usar en interior y un diseño bonito entonces tu elección deberá ser el imán de neodimio.

Ferrita o neodimio, ¿qué tipo de imán debería elegir?

En cuanto a su tamaño y fuerza, entre un imán de neodimio y un imán de ferrita que tengan las mismas dimensiones siempre tendrá más fuerza el primero, ya que aunque sean más pequeños sus propiedades concentran más potencia en un tamaño menor en comparación con los imanes ferrita.

Esta diferencia entre ambos la podemos ver mas claramente en el precio. Teniendo en cuenta que el imán de neodimio tiene entre 8 y 10 veces más fuerza que el de ferrita, se llega a entender que el neodimio tenga un precio superior.

Otra diferencia sustancial que experimentan estos imanes es la capacidad de soportar temperaturas como hemos reflejado al principio: mientras que los imanes de ferrita son resistentes a temperaturas iguales o inferiores a los 250 grados, los imanes de neodimio pueden perder su magnetización más allá de los 80 grados.

La diferencia más notable, la que se puede percibir a simple vista es sin duda su estética. Los imanes neodimio tienen un revestimiento de níquel y cobre que los hace más atractivos y brillantes y los imanes ferrita, por el contrario, no cuentan con este revestimiento presentando un color gris oscuro que pueden llegar a dejar pequeñas partículas del roce y la fricción.

¿Hemos aclarado tus dudas? Si aún necesita más detalles no dude en consultarnos.