¿Cómo desimantar un imán?

Un imán es un objeto capaz de producir un campo magnético exterior, de manera que tiende a unirse con otros materiales ferromagnéticos como pueden ser el hierro, cobalto, níquel y aleaciones de estos.

Los imanes naturales suelen mantener su campo magnético intacto a menos que sufra alguna controversia en su vida útil, como puede ser la exposición a temperaturas no soportadas por estos, cargas magnéticas, o un golpe de gran magnitud.

Sabiendo esto, ¿cómo hacemos para eliminarle su campo magnético?

¿Cómo desimantar un imán?

Para ello debemos calentar el imán hasta superar su punto de Curie (diferente para cada composición), temperatura en la que el cuerpo ferromagnético pierde totalmente su magnetismo. 

Una vez caliente, debemos golpear los extremos del imán, para que pierda el orden causante de la magnetización del imán y conectar el imán a un circuito de corriente alterna. Una vez conectados, frotamos un imán contra otro y se desmagnetizará.