Pasos para magnetizar imanes que aparentemente "perdieron" la fuerza de atracción

Con el paso del tiempo los imanes pueden llegar a esconder las propiedades que les faculta. No obstante, no está todo perdido. Hemos rescatado de un artículo escrito en la red algunas de las soluciones que podemos llegar a hacer para conseguir que los imanes vuelvan a tener aquellas propiedades que parecían desaparecidas.

Todo lo que necesitas son imanes viejos

Si utilizamos un imán de neodimio o de tierras raras que ha sido golpeado o almacenado incorrectamente perdiendo su capacidad de atracción, podemos recargarlos para usarlos sin necesidad de desecharlos. Para comenzar con la imantación, debemos hacernos con un imán de neodimio y varios imanes viejos.

Una brújula será tu mejor aliada

Debemos identificar los polos de nuestro imán viejo, el polo norte y sur, y seguidamente los polos del imán de neodimio. Podemos encontrar los polos del imán de neodimio con la ayuda de una brújula, al lado que apunte la aguja, será el polo sur del imán. Por último, frotaremos un polo del neodimio contra el polo opuesto del imán viejo repitiendo así con el otro lado y consiguiendo el efecto buscado. ¡No vuelvas a desecharlos con estos consejos!