Sin magnetosfera, Venus se expone a gigantescas explosiones

Venus es llamado comúnmente el “gemelo de la Tierra”. Pero los investigadores han descubierto que un fenómeno de clima espacial común en las afueras de la burbuja magnética del Planeta Azul, la magnetosfera, tiene repercusiones mucho mayores para Venus. Ahora se puede entender la importancia de los campos magnéticos para el Planeta Tierra.

La región por encima de la ionosfera —que se extiende varias decenas de miles de kilómetros en el espacio— es llamada la magnetosfera. Esta capa protege a la Tierra de los rayos cósmicos que destruirían la atmósfera externa, incluyendo la capa de ozono que protege a la Tierra de la dañina radiación ultravioleta.

La diferencia entre Venus y la Tierra, crucial para el ser humano

Lo que pasa es que Venus no tiene un campo magnético. La única protección existente en Venus del viento solar es la capa externa de su atmósfera llamada ionosfera.

Según las investigaciones, las anomalías de flujo de calor pueden crear interrupciones dramáticas a escala planetaria, posiblemente desplazando la ionosfera lejos de la superficie del planeta. Además, las anomalías de flujo caliente suceden justo encima del planeta.

Para el autor del proyecto, Glyn Collinson, esas gigantescas explosiones - tan grandes como el planeta y que pueden ocurrir varias veces al día – “podrían tragarse el planeta entero” y el segundo planeta más cercano al Sol “no tiene un campo magnético para protegerse a sí mismo”.

"Podrían tragarse el planeta entero"

Justo al contrario, las personas en la Tierra están protegidas del flujo constante de radiación del viento solar por un imán gigante: su magnetosfera. Venus, sin embargo, no tiene esa suerte. Un planeta inhóspito y estéril, con una atmósfera tan densa que cualquier aparato que se atreviese a reposar sobre él sería aplastado en cuestión de minutos.

Por primera vez los investigadores, entre ellos Collinson, un científico espacial del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, han observado cómo las explosiones de calor atañen a Venus. Las conclusiones han sido publicadas en una revista de investigación científica (Journal of Geophysical Research) en este mes de febrero. El trabajo se basa en las observaciones de la nave de la Agencia Espacial Europea Venus Express y muestra el tamaño y la frecuencia de estos fenómenos de clima espacial en Venus.

¿Cómo sería la Tierra sin su campo magnético?

Los científicos se hacen ahora dos preguntas: ¿Qué sucedió de manera diferente en la Tierra para que sea un planeta que sustenta la vida en la actualidad? Y ¿cómo sería la Tierra sin su campo magnético?

En la Tierra, las anomalías de flujo de calor no se producen dentro de la magnetosfera, sino que liberan energía a las afueras justo donde el viento solar es desviado, y pueden ser obligadas a regresar hacia el Sol. Pero, sin una magnetosfera, lo que sucede en Venus es muy diferente.

Fuente: europapress.es